top of page

Centinela, cuanto de la noche (2)

Aggiornamento: 16 feb 2022

Traduzione di Marzia Di Nicola

Retomando uno de nuestros blogs recientes: https://www.lesentinelle.info/post/sentinella-quanto-della-notte


Nos podemos interrogar, ¿Qué significado tiene la ‘Noche’ sobre todo hoy en nuestra sociedad de consumo y bienestar?

La noche no es solo un momento del día. Podremos decir que es la noche de la vida, la noche de la pandemia, de las guerras que nos parecen interminables, la noche de tantas tragedias. Pero Todavía más cerca de nosotros, podemos decir que es la noche de la soledad de muchas personas de edad avanzada, de los marginados, de los prisioneros y de los indigentes. Pero también es la noche de aquella niebla de la mente que representan los pensamientos tristes, aquellos que vienen cuando nos perdemos de ánimo, cuando nos alejamos de los demás haciéndonos precipitar en la más desesperada de las soledades. Entonces, ¿Còmo se puede enfrentar la noche?

Como José que escogió para la noche, escuchar la voz de Dios:


Mt. 2,14 José, despertando, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto.

Caravaggio, “ La huida a Egipto”


Recientemente he tenido la ocasión de participar a un ‘Curso de Escritura’ organizado por la Comunidad de Sant’Egidio en Roma. Un evento que tuvo lugar en el mes de Enero al margen de la gran fiesta que representa “La Comida de Navidad” https://www.santegidio.org/pageID/30156/langID/it/IL-PRANZO-DI-NATALE.html

El encuentro estuvo lleno de ideas y reflexiones a cerca de “la noche” que muchos viven. La ‘Noche de Navidad’ representa una luz en la noche, con esa capacidad que tiene de hacer fiesta también delante del dolor. No solo en Roma sino también en tantas partes del mundo, principalmente donde se siente más el sufrimiento. La reflexión de este encuentro se ha centrado en la figura de San José un hombre santo, pero también, un hombre común. José, el hombre de las dudas, el hombre de los sueños el hombre que escucha, el hombre que abre el corazón y toma sobre sì mismo el curso de la historia.


En el Evangelio de Mateo, la figura de José, que nos parecería al margen, està caracterizada por tres aspectos, sobre todo cuando se encuentra aparentemente sin una salida:


° José el hombre de los sueños, es aquel que aprende a soñar cuando parece que sus sueños se han roto;

° Es aquel que escucha la palabra de Dios, confía en la palabra del ángel, ànghelos que significa mensajero de la voluntad de Dios, aquel que lleva buenas nuevas.

° El hombre que sabe asumir: él es aquel que ha abierto el corazón al hijo concebido misteriosamente con el cual se crea un vínculo profundo, así como con aquella joven mujer que de acuerdo con la ley de aquellos tiempos tenía que ser repudiada.


Para nuestra generación, para nuestro tiempo es un grande ejemplo. A menudo nos enfrentamos a lo inesperado , cuantas veces nos hemos encontrado delante de un callejón sin salida, sintiéndonos incapaces de reaccionar . Delante de lo inesperado no hay que encerrarse ni en el presente, ni tampoco en el victimismo como a menudo se suele hacer. José habría podido sentirse victima de una situación más grande que él, sentirse incapaz de poderla gobernar, poniendo en riesgo su futuro. José no se comporta de ese modo, se convierte en un hombre que aprende a soñar en medio de las dificultades, formulando las preguntas adecuadas para salir de aquellas situaciones dramáticas y encontrar una solución, escuchando y sobre todo tomando las decisiones personales adecuadas que representan una prospectiva para el futuro.

José se comporta en modo responsable, no piensa al instante presente sino que piensa al futuro de María y del niño, se toma la responsabilidad adoptando el futuro del niño como si fuera el suyo, aunque si nos es sanguineamente su hijo, prepara un futuro diferente no solo para sí mismo sino también para el mundo entero. José tiene sed de futuro y hambre de esperanza. De hombre de la duda se convierte en el hombre que escucha y acepta las palabras del ángel saliendo así de la dificultad. Lo que José escucha sucede siempre de noche. Como la noche que ha vivido Ana, en la cual parecía que no iba a llegar un rayo de luz. Ana es una refugiada siria, que el día de hoy reside en Italia gracias a los corredores humanitarios organizados por la comunidad:


“Yo en la dificultad he tenido la fortuna de encontrar el amor de la comunidad, por eso mi sueño es que cada persona que está atravesando por dificultades, pueda encontrar el mismo amor. Hoy entiendo que esto depende también de mí, que yo pueda ser también alguien que trasmita ese amor".


Ana como San José escucha sus sueños y comprende que aquel depende también de mí puede transmitir otro amor. Esta comprensión le fue dada en el amor con el cual fue recibida por la comunidad de Sant'Egidio, al ser ayudada a salir del callejón sin salida de la guerra y del estatus de prófuga.



"Tondo Doni" de Miguel Ángel


Hay muchas interpretaciones al propósito, pero básicamente observamos que la desnudez es un símbolo del mundo antiguo, pagano, antes de la revelación , pero la familia simboliza la nueva humanidad.

Podemos decir que mientras María dirige su mirada espiritual hacia el cielo, Ella deja Cristo en custodia del hombre terrenal, del hombre de la hospitalidad, pone su confianza en José. La comunidad de Sant’Egidio representa hoy el significado de esta custodia y de esta acogida que representan una luz en la noche que nos conduce a una nueva humanidad.


“NADA PODRÁ IMPEDIRLE AL SOL DE SURGIR OTRA VEZ,
NI SIQUIERA LA NOCHE MÁS OSCURA.
PORQUE MÁS ALLÁ DE LA NEGRA CORTINA DE LA NOCHE
HAY UN AMANECER ESPERÁNDONOS"

Khalil Gibran, poeta y filosofo libanés


15 visualizzazioni0 commenti

Yorumlar


bottom of page